Ocio

Conoce Flixxo, la nueva plataforma argentina de series


Pensado para las nuevas generaciones y con formato gaming, el nuevo servicio ya se convirtió en furor. Hablamos con uno de los creadores de la plataforma para saber cómo nació, qué ofrece y cuál es el objetivo.

 

«¿Cómo van a consumir contenidos los chicos que hoy tienen 10 años cuando tengan 15?»; esa fue la pregunta que inspiró a Adrián Garelik para crear «Flixxo», la nueva plataforma argentina de series de acceso gratuito.

 

El servicio representa una alternativa a YouTube para los creadores de contenido digital, y una propuesta innovadora en el mundo del streaming por fuera de plataformas como Netflix, Amazon, Hulu o Disney+.

 

«El objetivo es encontrar un nuevo modelo de distribución y monetización de contenidos, pensando en los hábitos de consumo de las generaciones digitales y dándole una vuelta de tuerca a los modelos que ya existen. El modelo Netflix ya está viejo y está orientado a adultos que tienen tarjeta de crédito y se comprometen a un abono», evaluó el fundador y CEO, en diálogo con Filo.News.

 

¿Qué es Flixxo?

 

La plataforma incluye más de 100 microseries adquiridas en los festivales más importantes del mundo, de 5 a 15 minutos de duración. En este sentido, Garelik contó que asistió a festivales como Buenos Aires Series, Bilbao Seriesland, Melbourne, Berlín, Die Sériale, Buenos Aires Series, Marsella o Cannes, y se contactó con diferentes creadores de contenido que apuestan por este formato.

 

«Hoy veo gente mirando series de Netflix en un viaje en subte y se que esa serie se pensó para ver en una TV grande, tirado en un sillón. Algo no encaja. Ahí entran las microseries, ideales para un break, para ser consumidas en el teléfono. Las microseries no encuentran plataforma y al no tener plataforma, cada una está remando para conseguir una audiencia (y con suerte una monetización)», indicó.

 

Luego siguió: «Argentina es uno de los países más fuertes en la producción de microseries, gracias a los concursos del INCAA y la apuesta que hizo la Universidad Tres de Febrero para producir este formato a escala. Eso abrió la puerta a que muchos creadores se sumen a esta movida. Además, fue pionero en la creación de series web. Hoy muchos producen contenidos de mucha calidad, y no encuentran una buena audiencia o formas de monetizar. Es fundamental crear una plataforma orientada a este contenido, curado, agrupado, y salir a buscar y generar una audiencia».

 

En total, considera que realizaron una «curaduría súper interesante», que incluye títulos como el clásico «Alejo y Valentina», «Alt Esc» con Dai Hernández, «La Estrella Roja» con Julieta Zylberberg, Thelma Fardin, Ana Katz, Juan Leyrado y más.

 

¿Cómo nació la plataforma?

 

Garelik es guionista y productor de cine y televisión («Vino para Robar», «Encerrados») y cofundador de RSK Labs, una de las empresas de tecnología Blockchain. Fue uno de los encargados de impulsar la plataforma, junto a Pablo Carbajo, especialista en blockchain y fundador de Riecoin y Javier D´Ovidio, CEO de la empresa de desarrollo de software EDRANS.

 

Según reveló Garelik, la idea nació en 2016, y buscaron crear «una plataforma que utilizara tecnologías descentralizadas para la distribución de contenidos (BitTorrent) y para la monetización (Blockchain)».

 

A pesar de la pandemia, decidieron potenciar y difundir su producto ya que consideran que «el desarrollo ya está muy avanzado»: «Queremos probar nuestro modelo con usuarios reales y porque el contenido que estuvimos produciendo nos estaba quemando las manos. Aparte, nos parecía piola poder ofrecer un servicio de streaming gratuito en este momento en que tanto necesitamos distraernos un poco sin salir de casa».

 

¿Cómo funciona?

 

Dentro de la plataforma, las interacciones sociales, el consumo de publicidad y desafíos se premian con créditos llamados «Flixx», en formato gaming, que son criptomonedas que permiten desbloquear nuevos contenidos e incluso cambiarlos por otra moneda  (Bitcoin, pesos o dólares).

 

«Flixx es una criptomoneda y como tal se puede vender en el mercado, por lo tanto se puede pagar una entrada a un recital o comprar un casco para la bicicleta», indicó y siguió: «Estamos armando algunas alianzas para que los usuarios puedan usar sus Flixx para consumir en los patios de comida de los shoppings, por ejemplo, pero lo dejamos en un segundo plano hasta que pase la cuarentena».

 

Además, se trata de un servicio de streaming sostenible y ecológico, ya que las microseries se alojan en los dispositivos de todos los usuarios que quieran sumarse, en lugar de estar hospedadas en servidores centralizados.

 

 

«Los videos de las plataformas de streaming se distribuyen basándose en enormes datacenters repartidos por el mundo. Estos datacenters consumen el 3% de la energía mundial, y el streaming de video representa más del 80% del tráfico de internet. Cuando miramos un contenido en Netflix, por ejemplo, podemos estar yendo a buscar esos contenidos a un datacenter en Río de Janeiro. Con Bittorrent, un protocolo de distribución de información peer to peer (persona a persona), dejo que la gente que está cerca mío venga a mi dispositivo a buscar pedacitos del contenido que yo ya consumí. Así, en vez de hacer un viaje hasta Río para buscar el contenido, lo voy obteniendo de mis vecinos», explicó.

 

Este sistema, indica, optimiza muchísimo el tráfico de internet y acarrea una reducción en el consumo eléctrico necesario para la distribución de ese contenido. Junto a Greenstreaming impulsaron un estudio sobre el tema «que por ahora es invisible»: «Queremos darle visibilidad y abrir el debate», dijo.

 

¿Por qué está dirigido a las nuevas generaciones?

 

Según explicó el profesional, la plataforma está dirigida a los nativos digitales, que viven la tecnología como una extensión de sí mismos, se interesan por la ecología, forman parte de distintas comunidades en internet, conocen sus códigos, formas de comunicación y consumen contenidos cada vez más cortos. 

 

«Pensamos en un público de 14 a 24 años, acostumbrado a las redes sociales, al consumo de contenidos cortos y permeable a las nuevas propuestas y tecnologías. La realidad es que estas últimas semanas, con la plataforma ya en la calle y los primeros episodios de Alejo y Valentina estrenados, ese público se extendió hasta los 40 años. La recepción fue buenísima, los usuarios entendieron el modelo y lo sienten como un juego. Confiamos en que podemos demostrar que Flixxo llegó para quedarse», aseguró. Se encuentra disponible en la página oficial, en Google Play Store y en Apple App Store.

 

Filo News